Sedella. La adulación de la naturaleza

“La aventura podrá ser loca, pero el aventurero ha de ser cuerdo” Gilbert Keith Chesterton

Pocos son los que conocen que a pocos kilómetros de la Costa del Sol , donde existen los principales centros turísticos, en un pequeño pueblo de poco mas de quinientos habitantes se produce uno de los vinos de autor mas reputados de la provincia de Málaga.
Sedella disfruta de un entorno natural exuberante, los arroyos de Matanzas, Encinar y Granados proporcionan el agua necesaria para irrigar la vegetación colindante, la panorámica sobre la Sierra de Tejeda y la Sierra Almijara aportan una panorámica realmente impresionante.
Sedella fue una de las primeras poblaciones que se levantaron en armas durante la rebelión morisca,tal vez siguiendo esta tradición el joven enólogo Lauren Rosillo decidió iniciar su particular cruzada para posicionar estas sierras en el mapa mental de los aficionados vinícolas. Fue un amor a primera vista, un feliz encuentro donde Lauren y su mujer quedaron prendados de aquel espectáculo aquellos paisajes lo cautivaron, despertando esa hambre insaciable que solo los inquietos como el saben alimentar.
La bodega fue fundada en el año 2006, se trata de un proyecto vitivinícola muy personal, después de elaborar vinos premium en diversas zonas españolas como La Rioja, Rueda, La Mancha o Guipúzcoa. Lauren decidió elegir la Axarquía malagueña para iniciar un proyecto realmente novedoso y singular fundamentado en los tres pilares que le habían llevado al éxito: suelos, técnica y mucho esfuerzo. Es un sueño que quiere vivir con su familia y amigos, sin prisas pero sin pausa.
Como el mismo afirmó, cada uno se arruina como mejor le apetece. Muchos son los que envidian tanta riqueza, cuan ricos son los hombres de espíritu, ¡qué poco les importan las cosas materiales y cuanto las espirituales ¡ construyen su propio paraíso sin esperar el mas allá, viven la vida con sencillez, disfrutando de su trabajo y su esfuerzo, sin aspavientos ni grandilocuencias, viviendo de los pequeños detalles y del agradecimiento sincero de quienes aprecian su obra y de quienes la admiran silenciosamente. ¡Viven de la tierra pero que poco terrenales que son¡ .Son realmente trascendentales.
Como en las mas altas atalayas, disfrutamos de sus magnificas vistas, al sur contemplamos extasiados su vergel de viñedos y al fondo el azul del mar Mediterráneo. Al norte la majestuosa montaña de La Maroma (2.069 m.), conocida como “el techo de Málaga”, nos regala con sus picos nevados en invierno y con su rica fauna durante todo el año.
La pequeña finca cuenta con 2,5 hectáreas de viñedo histórico arraigado en pronunciadas pendientes de pizarra laminada. Su altitud (750 m), la proximidad al mar Mediterráneo, al Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama y las variedades de uva autóctonas recuperadas Romé y Garnacha tinta forman el combinado ideal para crear un vino de autor dotado de todo el carácter y la personalidad que tanto su creador como quienes lo disfrutan persiguen.
La bodega, ha sido diseñada por el arquitecto Paco Varela  está situada en lo más alto de la finca. Su estructura tiene una estética contemporánea aunque inspirada en la arquitectura tradicional busca decididamente la integración con el bello paisaje que le rodea, para ser un digno espectador.
Su juventud le ha permitido dotarse de las herramientas tecnológicas mas avanzadas, las mas modernas, ideales para elaborar los vinos que Lauren imagina y que algunos empiezan a descubrir en sus paladares. Sinceridad, honestidad, solo busca llevar al consumidor esos paisajes que rodean a las uvas, sin artificios ni condimentos, tal como son y cómo crecen año tras año. Un espectáculo sumamente honesto para nuestro paladar, unos tesoros que pocos tienen la suerte de degustar.
Actualmente solo produce un vino, pero es realmente una joya preciosa para muchos entendidos, sus cepas centenarias ofrecen a la nariz unos aromas potentes, bastante complejos a frutas negras y rojas , sus 16 o 20 meses de crianza según las añadas, aportan unos aromas a tostados y especies que se integran perfectamente en este exquisito bouquet.
En boca es un vino aterciopelado, dulce y muy goloso, largo y persistente, peligroso, sumamente seductor, caer rendido entre sus brazos no es difícil.  Todo en él evoca el entorno donde nace y crece, notas yodadas y salinas recuerdan al mar que mece sus cepas, su frescor y su frutuosidad nos transporta al monte mediterráneo que los protege.
Cada botella, como una lámpara mágica está esperando encontrar el dueño que liberará el genio que lleva dentro. No creo que a nadie le importe convertirse en Aladín para poder viajar en su hermosa alfombra mágica.

Texto extraído del libro “Rutas del vino, bodegas para visitar y recomendar” – Manuel Colmenero- Lundwerg 

Estrella Orti dirigirá la cata vertical de sus vinos, mas la primicia del vino de este año el próximo dia 18 de Diciembre dentro del ciclo 10 CATAS 10 BODEGAS

 

Acerca de OcioVital Manel Colmenero

Gastronómada y Turistologo vocacional. Docente por afición, conferenciante ocasional. Comercializador turístico de Profesión https://es.linkedin.com/in/manuelcolmenerolarriba
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.