Abadal. Compromiso con las Raíces.

“La vida, la salud i el sentido común son inseparables de una buena botella de vino” (Josep Pla)

Fundada en 1983, Abadal es un poyecto vinícola de  la familia Roqueta, una saga que lleva elaborando vinos desde el siglo XII, contemplar el árbol genealógico en el despacho del “Hereu” da una idea de las raíces tan profundas que tienen esta familia con estas tierras.

La empresa de la familia siempre fue pionera en nuestro país, fueron de los primeros en embotellar vinos de mesa y popularizarlos en los bares y restaurantes catalanes, con el paso del tiempo la vocación de la familia por devolver a la tierra parte de lo que la tierra le ha dado les llevó a crear una línea de productos que sirvieran para recuperar el antiguo esplendor de la denominación de origen Pla del Bages, con esa vocación contrataron a un joven y prometedor enólogo Joan Soler con el que inician una singladura que les ha llevado hasta lo mas alto del pódium mundial algunos de sus vinos fueron comparados por el mismísimo Robert Parker con algunos de los “Gran Crus” franceses.

Su filosofía es la trabajar y recuperar uvas autóctonas y crear vinos de alta gama que lleven a los paladares de sus consumidores los mas bellos parajes de esta tierra de contrastes. Lo cierto es que durante el viaje hasta la bodega muchos son los que se preguntan si esta comarca tiene plantado algún viñedo, no se ve ninguno a simple vista. No es hasta llegar hasta la finca de la familia, que todo el paisaje cambia, en medio del bosque, en pequeñas parcelas comienzan a aparecer los viñedos cultivados con las variedades Picapoll, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Sumoll, .Cabernet Franc, Merlot, Cabernet Sauvignon Tempranilloy Syrah.

Abadal sigue fiel a su único propósito  elaborar vinos de la tierra que los ve nacer y que sean conocidos por su calidad no sólo en nuestras fronteras sino fuera  de  ellas.

La visita es realmente un viaje por la historia de una familia adherida a un territorio, un paseo por la tradición vinícola catalana, la masía es un auténtico museo con siglos de historia donde se conserva con mucho cariño utensilios e instalaciones que fueron esenciales para el devenir de su buen nombre, paredes cargadas de leyendas y historias vivientes.

El museo dedicado al transporte del vino es un homenaje al pasado mas reciente, un pasado que aupó a la familia comercialmente y que permitió que hoy puedan dedicar una parte de sus esfuerzos a un proyecto mas romántico totalmente enraizado en el territorio pero que se ha erigido en uno de los motores de cambio de la comarca y de la propia denominación de origen.

Sus instalaciones están preparadas para acoger cualquier tipo de evento, desde el mas pequeño al mas grande, son famosos su maridajes de los sentidos, un acontecimiento social que reúne entre sus espectaculares barricas de vino rancio a la flor y nata de la sociedad civil catalana. No es casual que el vino rancio sea el testimonio de tan reputado evento, es  uno de los emblemas de la familia y  en ocasiones  puede pasar desapercibido, no obstante es en la actualidad la empresa con mayor producción de España  de esta rareza,  vestigio vinícola muy apreciado entre los payeses y cocineros  catalanes y en el Languedoc Rousillon.

Dar un paseo entre sus viñas visitando las antiguas Barracas, pequeñas edificaciones utilizadas para conservar la uva en su viaje hasta la bodega resulta una delicia.

Retener esas imágenes a través de los aromas y en especial en nuestros paladares es algo que consiguen sus vinos. Los mas representativos son su Blanco Picapoll, su Rosado elaborado con la variedad Sumoll y como no sus dos tintos de autor, el 3.9, un retrato de estas tierras llevado a la boca y el Selecció, otro caldo que demuestra la sensibilidad que esta familia. Solo un gran mecenas podría dedicar gran parte de su vida a ensalzar una comarca, el Bages cuyo nombre dicen algunos expertos proviene del Dios Baco.

Sentido y sensibilidad y ante todo mucha responsabilidad.

Estar en el corazón de Cataluña, muy  próxima a centros enogastronómicos como son el Mon San Benet o Vic, su amplitud de horarios  y de servicios la convierten en una bodega  exclusiva que se adapta a los paladares mas exigentes.

Ramón Roqueta nos obsequiara el 26 de Mayo  con  una cata de vinos de su nuevo proyecto en la Terra Alta en nuestro espacio Tours, Tapas and Friends  Descubra porque sus vinos están redescubriendo un territorio y un paisaje dignos de admirar,

Una vez mas podremos debatir, dialogar,conversar y sobre todo aprender . No os la perdáis, será una oportunidad unica de descubrir al Autor y Su Obra.

PodÉis RESERVARLA AQUÍ 

Fragmento  extraído del libro “Rutas del vino, bodegas para visitar y recomendar” – Manuel Colmenero- Lundwerg 

Acerca de OcioVital Manel Colmenero

Gastronómada y Turistologo vocacional. Docente por afición, conferenciante ocasional. Comercializador turístico de Profesión https://es.linkedin.com/in/manuelcolmenerolarriba
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.