Tomas Cusiné. En busca de la propia identidad.

“Quien mira hacia afuera, sueña. Quien mira hacia adentro, despierta” Carl Jung

Muchos son los que al visitar esta joven bodega recuerdan la canción “Un beso y una Flor” del mítico Nino Bravo, no es nada casual, aquella frase que dice que “es ligero equipaje para tan largo viaje” evoca el sueño que Tomas Cusiné emprendió hace apenas unos años, después de haberse formado en una de las mas afamadas bodegas de la zona decidió hacer su sueño realidad y vivir de sus propios sueños.

Un beso y una flor debieron ser suficientes para inspirar a este joven emprendedor que siempre mantuvo viva la esperanza de poder crear obras de arte con sus manos, empleando todos sus sentidos y su ahínco, hoy es uno de los mas reputados ensambladores de vino de nuestro país, un bodeguero como los de antaño, pero con los conocimientos de ahora. Son muchos los compañeros del sector que admiran su trabajo y dedicación, es obra de genios o de ingenio el trabajar con tantas variedades, solo por el placer de jugar a ser alquimista y buscar la máxima expresión en todo lo que Tomas lanza al mercado. Su sonrisa es maliciosa, sabe que no dejara indiferente a nadie que pruebe esos néctares deliciosos, sus recetas, como la de los mejores chef del mundo, no son un secreto, pero a buen seguro pocos son los que podrían reproducirlas igual, se necesita instinto, sensibilidad, pasión y todo el cariño del mundo y como no el mayor deseo de complacer, de seducir a propios y a extraños.

No es de extrañar que después de barajar otras posibilidades en el Ampurdán o en el Sur de Francia, Tomas decidiera enraizarse en un territorio que nunca le fue hostil, mas bien todo lo contrario, para ello escogió un pueblo de singular belleza, territorios propicios y climatología singular, estar muy próximos al mar pero a mas de 700 metros de altitud permitía que sus uvas recibieran las caricias marinas, la intensidad de las insolaciones diurnas y las frescuras nocturnas, contrastes que las uvas reciben resignadas, pero agradecidas y que se acaban apreciando en los vinos que año tras año ven la luz en  los mas selectos mercados. Todo un privilegio para el sector y un honor para los consumidores que desean sorprenderse y regalarse con vinos poco conocidos pero realmente singulares, extraordinariamente personales pero nacidos para deleitar.

200.000 botellas no es una producción excesiva para unas viñas que tienen hasta 20 variedades distintas entre sus parcelas, el sueño de muchos artesanos bodegueros, tener muchos ingredientes con los que cocinar y elaborar el mejor de los alimentos, el más suculento, el mas delicioso. Tomas dejó de ser hace mucho tiempo un aprendiz de brujo para ser un mago.

No es de extrañar que sus vinos lleven el buen nombre de las tierras donde nacen estos frescos manantiales, “Geol” está dedicado a la piedra negra que encontramos en los terrenos colindantes, Vilosell y Auzells hacen referencia al nombre del pueblo que alberga la bodega, el primero en catalán y el segundo en occitano, que significan Vila (pueblo) dels Ocells (pájaros).

Lo cierto es que un paseo por sus viñas o su bodega es una lección magistral para entender los vinos, Tomas rehúye de ese mito de que la gente tiene que saber de vinos, el siempre defendió que los vinos nacen para gustar, entenderlos es algo que sólo se puede saber si se conocen su pedigrí, y eso intenta en todas sus visitas que la gente sepa que hace y porque lo hace, que sepan porque utiliza tantas variedades, porque adora las barricas de roble frances, porque utiliza diferentes capacidades, porque son mas caras que las americanas, que aporta cada variedad que utiliza a sus vinos, las viñas, los suelos…

No hay prisas, no pueden haberlas, tampoco para degustar sus vinos. Solo así se puede apreciar y valorar su trabajo y esfuerzo, su enorme dedicación, algo que seguramente las generaciones venideras agradecerán sin remisión.

Tomas Cusiné nos obsequiara el 17 de Marzo  con  una cata en nuestro espacio Tours, Tapas and Friends de Vinos de su Bodega. Un proyecto personal, unos vinos personales. Un lugar donde experimentar, un lugar donde jugar con los sentidos. Descubra porque sus vinos se consideran Vinos de Autor, averigue porque Tomas esta considerado uno de los mejores ensambladores del país.

Una vez mas podremos debatir, dialogar,conversar y sobre todo aprender . No os la perdáis, será una oportunidad unica de descubrir al Autor y Su Obra.

PodÉis RESERVARLA AQUÍ 

Fragmento  extraído del libro “Rutas del vino, bodegas para visitar y recomendar” – Manuel Colmenero- Lundwerg 

Acerca de OcioVital Manel Colmenero

Gastronómada y Turistologo vocacional. Docente por afición, conferenciante ocasional. Comercializador turístico de Profesión https://es.linkedin.com/in/manuelcolmenerolarriba
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.