El Poder de los Ecosistemas

“be water my friend”

El pasado 3 de diciembre tuve el honor de participar en una mesa redonda organizada por la Diputación de Barcelona sobre la Sostenibilidad como herramienta de marketing para los negocios turísticos »

La verdad es que se hizo corta, básicamente por que el tema da mucho de sí y porque  lo realmente importante en estos casos no es la experiencia individual sino que lo realmente importante es la experiencia colectiva y su resultado final, que es lo que todos queremos, que nuestros hijos tengan un futuro mucho mejor.

 

Antes de mi intervención colgué este tuit en mi cuenta personal

http://

 

Y esta frase la he extraído de una lectura[i] que me pareció sumamente interesante sobre el Drucker Forum 2.019 que se había celebrado en Viena.

En él se habló sobre la necesidad de fortalecer los ecosistemas como baluarte inexpugnable y defensivo de los posibles ataques que cualquiera de nosotros (destinos y/o empresas) sufren debidos al fenómeno de la globalización.

La verdad es que me hizo reflexionar mucho y recordé algo que me contaron cuando visitábamos por primera vez Albet i Noya, alrededor de 2005 aproximadamente, nos hablaban de las dificultades que tuvieron para ser una bodega ecológica cuando nadie lo era.

Es muy difícil aplicar los principios ecologícos cuando el resto de los vecinos no lo hacen, todos los insectos vienen a tus fincas para que no les agredan  las armas de destrucción masiva que suponen para ellos los productos químicos que vierten sus colegas, por lo tanto tener conciencia ecológica tiene un coste muy elevado cuando el resto no la tiene.

En Ocio Vital[ii] hace años que trabajamos en la gamificación de todas aquellas actividades que elaboramos, también queremos sistematizar todas las que podamos crear a partir de ahora, es el camino. Consideramos que el turismo hace años que paso a formar parte  de la industria del ocio o del entretenimiento y es eso lo que ofrecemos a diario desde nuestros inicios a pesar de las difultades que hemos tenido al ser pioneros.

No hace mucho asistimos a una Game Jam[iii] en Terrassa, la experiencia fue sumamente enriquecedora, fuimos testigos de la potencia de la metodología así como del poder que tiene construir ecosistemas alrededor de una problemática común. Las soluciones que se aportaron eran sumamente creativas, potentes y con muchas posibilidades de satisfacer a un gran número de personas. El secreto fue juntar talentos muy diversos, visiones muy diferentes en torno a un tema que a todos nos preocupaba y al que todos podíamos aportar una nueva visión.

El mismo día hacíamos una visita de inspección a un parque natural gestionado por una entidad pública, un entorno donde desarrollaremos actividades de responsabilidad social corporativa[iv], necesitamos proveerlo para poderlo ofrecer en el formato que el cliente encuentre mas oportuno. Estas actividad nos parecen una oportunidad de oro para combatir la perniciosa turismofobia[v], nos parece una forma de crear productos innovadores, sostenibles y responsables, una forma mas que atractiva de sacar provecho de los actores que formamos parte de este ecosistema, nuestra voluntad es sumar esfuerzos y talentos para multiplicar resultados.

Este año ha sido un año poliédrico, como el turismo[vi], con muchas aristas, irregular, ideal para líderes que quieran poner a pruebas sus habilidades en entornos V.U.C.A[vii]. (Volátiles, Inciertos, Complejos y Ambiguos). Un año para aprender y para reflexionar. Un año para preparar de nuevo el futuro. La proxima decada será vital para todos los que aqui vivimos.

Un año para pensar cómo es que en momentos como los actuales, en que los consumidores nos piden, según el neuromarketing[viii], marcas emocionantes, productos de marca; continuamos haciendo lo mismo de siempre, trabajar sin visión de conjunto, sin visión integral, sin juntar ni talento ni esfuerzos.

El sector turístico es un ecosistema y como todos los ecosistemas necesita un equilibrio que debemos mantener entre todos los miembros, ayudándonos entre todos los miembros que formamos parte de el.

En los actuales ecosistemas empresariales, las ventas no están necesariamente a final del proceso como resultado de una relación con el cliente, las ventas, son el principio de una relación con el cliente, es la mejor acción de marketing que se puede hacer, conseguir su confianza y que sea por mucho tiempo, antiguamente a eso le llamábamos fidelización.

Actualmente lo que los clientes piden son ecosistemas de valor, el verdadero valor, el que realmente percibe el cliente.

Es ésta la razón de que el cliente pida experiencias, lo que realmente busca en el destino donde decide pasar el mejor momento del año, sus vacaciones, busca entornos (ecosistemas) donde los diferentes actores trabajen para satisfacer sus expectativas y si puede ser, superarla. La fielización individual del visitante depende del trabajo colectivo de todos los que formamos parte de este medio acuoso que llamamos ecosistema.

Según lo que he leído en el artículo de Sintetia, «es la confianza lo que otorga consistencia a un ecosistema» según este foro las claves de un ecosistema de confianza son:

  • Su orientación a un propósito,
  • la centralidad en las personas y la confianza digital

Este artículo da algunas recetas de cómo deben ser las empresas que deseen  afrontar el mundo que nos toca vivir y cómo cree que podrán sobrevivir, lo que está claro es que ya no sólo nos podremos focalizar en nuestros productos, tendremos que estar muy atentos a que el ecosistema sea capaz de servir mejor a nuestra sociedad y como no, a nuestros clientes, por eso habrá una mejor cooperación entre todos los actores, por varios y dispares que sean. No seremos nada sin los demás, o lo seremos, pero no conseguiremos ser sostenibles y viables a largo plazo.

No tengo ninguna duda de que este es el reto para la próxima década, conseguir que tomemos conciencia colectiva, sin sentirnos parte del  todo, difícilmente conseguiremos emocionar, mejorar las expectativas, conseguir experiencias memorable y lo que es primordial fidelizar a nuestros visitantes.

Estos días también he tenido la oportunidad de escuchar a esta escritora turca (Elif Shafack) en un conferencia[ix], para mí, exquisita, donde habla del poder de la diversidad, y donde nos recuerda el concepto del filósofo Zygmunt Bauman sobre la sociedad liquida[x]. Nos parece una imagen sumamente ilustrativa y mas si nos imaginamos como gotas de agua que se mueven juntas, ya sea en un charco, un río, un lago o un mar. Esta es la sociedad donde vivimos y donde pasaremos el resto de nuestros días, parece extraño que muchos parezca no quieran entender que la suma de diversidades nos hará aún más fuertes, aún mas libres.

No nos queda otra que grabar en nuestro interior aquel mensaje publicitario que rezaba: «be water my Fiend ¡¡»

Mi  intervención en la jornada organizada por el Cercle de Turisme de la Diputación de Barcelona, me hizo pensar si realmente somos lo suficientemente conscientes de todo lo que nos estamos jugando juntos en la próxima década. La sostenibilidad de nuestro sector es tan transversal que si no somos todos, no seremos ninguno, de nosotros depende, no será por nosotros que no lo consigamos.

Nuestro compromiso es y será para siempre luchar por esta sostenibilidad colectiva. Nuestra existencia no tiene ningún sentido si lo que hacemos no procura por el bien común.

Nuestro hogar siempre estará abierto a los prefesionales, a las personas y a las empresas de buena voluntad que busquen el bien de todos, para todos.

Feliz 2020 ¡¡ Feliz década nueva os lo deseamos de todo corazón ¡¡

Y ahora a bailar ¡¡¡ 😉

 

 

  • [1]

[v] https://www.ara.cat/societat/turisme-gentrificacio-creixer-delinquencia-Barcelona_0_2273172729.html

 

Acerca de OcioVital Manel Colmenero

Gastronómada y Turistologo vocacional. Formador por afición, conferenciante y consultor ocasional. Comercializador turístico de Profesión. Escritor por pasión. https://es.linkedin.com/in/manuelcolmenerolarriba
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.